Previously en Made in SCL… Si nos han seguido desde el inicio de nuestro blog, recordarán que comentamos sobre nuestra gran maratón Europa-Asia. Dentro de ese mismo viaje, hoy nos toca hacer el review a una aerolínea que puede ser bastante desconocida (incluso en Asia), pero encontramos pasajes super baratos para probar su clase Business en el trayecto Hong Kong-Bangkok. Entérate de todo nuestro trayecto a continuación.

Antes del vuelo

Una de las primeras cosas antes de comprar los pasajes en Business -que costaba sólo USD$30 más que Economy- era averiguar sobre esta aerolínea con sede -como podrán adivinar- en Hong Kong. Lo que encontré no era muy alentador, casi ningún review sobre la aerolínea y uno que otro foro donde pasajeros comentaban algunos problemas graves como: Cancelación de vuelos frecuente o que la aerolínea no reconoce al pasajero porque no incluye su segundo nombre completo, obligándolo a pagar una multa para cambiarle el ticket. Mal.

De todas formas elegi comprar. Masoquista.

La página web ya dejaba mucho que desear, pero no me importó con tal de tener mi boleto en Business. Luego de comprar me llegó por correo el boarding pass… ¡estaba todo en chino mandarín! Menos mal la página web permitía buscar mi reserva y me mostraba la información en inglés, aunque no es muy placentera de visitar.

Experiencia en tierra

El vuelo salía cerca del mediodía hora de Hong Kong, pero me dirigí al aeropuerto temprano, para estar allí tipo 8:30AM, no sólo porque me encantan los aeropuertos y tendría acceso al Lounge VIP de Hong Kong Airlines, sino porque jugaba Chile con Argentina (Copa América) a las 10AM y no me lo podía perder.

Una vez en el aeropuerto, recorrí varios counters de Hong Kong Airlines buscando el especial que recibe pasajeros de Business… no lo encontraba, seguí avanzando y sólo podía recordar los malos reviews que leí en internet sobre la aerolínea… seguí avanzando y ¡se habían acabado los counters!, ¿tendré que hacer fila en Economy como los rotos? me pregunté, y no… resulta que al final de los counters había un sector especialmente dedicado para Business, con alfombra roja y todo:

Counter Business

Counter Business

Creo que debe ser el counter Business más “top” de cualquier aerolínea, lejos (sin contar Etihad o Emirates claro). Varios Jumbitos para Hong Kong Airlines por ello. La atención impecable, nada que decir. Junto con mi boarding pass “oficial”, me hacen entrega de un voucher que me permite entrar al recién inaugurado Lounge de Hong Kong Airlines: Club Bauhinia

Club Bauhinia

chi-chi-chi le-le-le

chi-chi-chi le-le-le

Este VIP -con nombre de disco gay- resulto ser un excelente lugar para poder ver el partido Chile-Argentina, un ambiente calmado, con poca gente y buena selección de comida.

Hablando de comida, uno de los plus del Lounge es que cuenta con un chef al cual puedes pedir algún platillo especial (selección de huevos, dim sum o fideos chinos) y lo ves en acción cocinando para ti.

IMG_1994

 

La selección de alimentos muy variada, desde crossaints pasando por dim sum hasta ensaladas (oriental y occidental). En bebidas, desde jugos, agua hasta varios marcas de alcohol, y uno que otro vino de procedencia desconocida.

Para conocer un poco más a fondo el VIP Lounge, aeropuerto e interior del producto Business de Hong Kong Airlines preparamos un video:

 

¡Nos vamos a Bangkok!

A330-200

A330-200

El pájaro que nos llevaría hasta Bangkok sería un Airbus 330-200, con una configuración en Business 2-2-2 con asientos antiguos (igual a la de LATAM), en lugar de la configuración 1-2-1 con asientos nuevos que utilizan otros aviones de Hong Kong Airlines.

Antigua configuración Business de Hong Kong Airlines

Antigua configuración Business de Hong Kong Airlines

Una vez instalado en mi asiento, una de las azafatas me hace entrega del menú disponible en el vuelo, y me ofrece un vaso de agua, jugo o la especialidad de la casa, el cocktail insignia de la aerolínea llamado Bauhinia Blossom: un jugo de granada con guayaba, mezclado con soda y hielo… debo confesar que lo encontré lo más tierno del mundo -y el peor cocktail de la vida-, básicamente el “trago insignia” es soda con jugo, pero imposible ser mala onda con las azafatas, que parecían bastante contentas de atender a un occidental, como si no viajasen muchos.

IMG_2031

Por ser el primer asiento el entretenimiento a bordo (IFE) estaba ubicado en el apoya brazos en forma de una bandeja abatible, que levantas y paf, tienes una pantalla de dudosa calidad pero que cumple su función. La cartelera no era muy extensa, para alguien que quiere ver películas o series de occidente, mejor llevar un iPad o computador, aquí le quitamos varios jumbitos a Hong Kong Airlines.

Otro de los problemas que encontré fue la calidad del asiento, se notaba que tenía varios años, además de no ser full-flat como son los de LATAM por ejemplo con el mismo tipo de asiento. Pero para un vuelo de 2 horas era mas que suficiente.

La entrada

La entrada

El almuerzo a bordo tampoco fue algo destacable. La entrada consistía en un roll de huevo con anguila y fideos. De plato de fondo elegí el pollo salteado con salsa de ají, arroz al vapor con vegetales. En general la comida tenía buena presentación pero parecía que venía directo desde Economy y fueron más generosos con las porciones, pero la calidad muy parecida.

Plato principal

Plato principal

Finalmente de postre, sólo había helado Häagen-Dazs de vanilla, el mismo que me dieron en mi vuelo anterior en Economy con Cathay Pacific. Menos jumbitos para ti Hong Kong Airlines.

Algo que encontre muy extraño del vuelo fue que al parecer era el único DA REAL pasajero en Business, si bien habían otras 3 personas más, a ninguna de ellas les hicieron entrega del menu, ni los pasaron a atender. Uno de ellos era un piloto, pero habían otras dos personas que ni idea.

Minutos antes de aterrizar, la azafata me hace entrega -porque a los demás pasajeros de Business no los pescó- de un voucher para pasar inmigración en Bangkok por una ventanilla VIP, o fast-track como le dicen. Aunque no había filas lo utilice de todas formas para sentirme todo un rock-star.

En resumen, la atención de Hong Kong Airlines tanto en tierra como en aire fue muy cálida y cordial, todo lo que uno puede esperar de un viaje en Business, incluso el Lounge VIP estaba a la altura, pero dentro del avión, la calidad de los asientos, comida y el IFE, fue una total decepción. Lo bueno es que Hong Kong Airlines tiene una versión renovada de Business class, con asientos modernos y en formato en que todos tienen acceso directo al pasillo. Esa quedará para un próximo review.

Continuará…