A partir del próximo mes la aerolínea holandesa KLM -en colaboración con la marca de cervezas del mismo país, Heineken- comenzará a ofrecer a sus pasajeros cerveza directamente desde el barril.

beer-on-klm

Fueron más de 8 años en los cuales Heineken trabajó para superar los desafíos que implica servir cerveza de barril a más de 15 kilómetros de altura. Se enfocaron especialmente en resolver el gran problema de la presurización a la que se ven expuesta los avión, que es similar a estar sobre 1800 metros de altura:

Lo solucionamos al ajustar el diámetro del barril y la presión de aire a una combinación perfecta, entregando a 36,000 pies de altura exactamente la misma cerveza que obtendrías en tierra

Lo que lograron los ingenieros de Heineken fue presurizar el carro dispensador completo, pero separar la funcionalidad de enfriamiento en 4 mini-barriles, los que permiten mantener la cerveza a menos de 5ºC por más de 7 horas.

Recordamos que la aerolínea japonesa ANA fue la primera en ofrecer cerveza de barril en el aire, usando un novedoso sistema de hielo seco para el enfriamiento, pero aquel servicio fue cancelado luego de un corto tiempo de operación.

KLM esta a la espera de aprobación de regulaciones aeronáuticas para comenzar a ofrecer éste servicio, que probablemente haga su estreno en alguna ruta dentro de Europa.