Con perdida total de su motor y ala derecha, el vuelo SQ368 de Singapore Airlines, se incendió luego de aterrizar de emergencia en el Aeropuerto de Changi (SIN), tras detectarse una fuga de combustible en pleno vuelo.

El Boeing 777-300 que se dirigía a Milan, Italia  con 222 personas abordo y 19 tripulantes de cabina, se encontraba volando al oeste de Tailandia a 30.000 pies de altura, cuando los  instrumentos de la cabina detectaron una fuga de combustible en el motor derecho (GE90), por lo que decidieron reducir altura y retorna al aeropuerto de origen en la Ciudad de Singapur, para intentar un aterrizaje de emergencia, a tan sólo 2 horas de haber despegado.

Foto de Douglas Yew

Foto de Douglas Yew

La tripulación activo todas las medidas de emergencia requeridas, para aterrizar sin problemas en la pista 20C del Aeropuerto de Changi unos minutos más tarde. Pero mientras los pasajeros aplaudían y celebraban el estar en tierra nuevamente, unas chispas en el sector derecho del avión provocaron que comenzara el incendio.

Servicios de bomberos en el aeropuerto reaccionaron inmediatamente para apagar las llamas que cubría ala y motor del avión.

Foto de Steve Herman

Foto de Steve Herman

Afortunadamente ningún pasajero o miembro de la tripulación fue herido, y todos fueron desembarcados por escaleras luego de que el incendio fue controlado. Curiosamente, no se realizó una evacuación de emergencia, y como pasa en todo tipo de accidente aéreo, esto pasará a investigación para detectar algún error o si se cumplió correctamente con el protocolo.